9 Atracciones y gustos antiguos de Italia

La última parada en el viaje de las especias es Italia, el lugar de nacimiento de los milagros históricos, pizzas y cócteles no sin sentido, cuyos sabores amargos inspiraron a la ginebra opihr a crear una versión europea. Llegamos a su atención 9 antiguas atracciones.

6 min.

Al pasar por cualquier restaurante o bar en Italia, definitivamente verá a una persona que bebe el cóctel «Negroni» o «Aperol Spritz». Fue este salto en la popularidad de los amargos aromáticos lo que sirvió como un incentivo para crear la versión europea de Gin Opihr, que combina la mirra fragante y la pronunciada amargura fragante de la corteza de Cascarila. Te invitamos a un viaje a través de antiguas atracciones y aromas de cautivadora Italia.

Estas son solo nueve de las impresiones más llamativas.

Haga clic aquí para tener la oportunidad de ganar un cupón para un viaje por valor de £ 2, 000 y muchas buenas golosinas de Opihr Gin.

3 Atracciones requeridas para visitar

1. Basílica San Marko

Basílica San Marko (Shutterstock)

Basílica San Marko (Shutterstock)

Venecia, que tiene una historia de 500 años de comercio de especias, es un gran lugar para comenzar nuestro viaje italiano.¿Qué podría ser mejor que visitar la Basílica San Marko? Esta catedral dorada cubierta de oro está fechada en el siglo IX, y gracias a las muchas cúpulas en su techo y un mosaico brillante que cubre las paredes exteriores, causa una impresión deslumbrante. El interior de la catedral, cuyas paredes están cubiertas de oro, obras de arte y estatuas, también no parece menos impresionante.

Después de admirar la Basílica, deambule por el laberinto de calles y canales pavimentados: pronto verá que casi toda Venecia irradia la misma belleza y sofisticación que su catedral de culto.

2. Pompeya

Ruinas de pompeck (Shutterstock)

Ruinas de pompeck (Shutterstock)

Cuando hace unos 2 mil años había una erupción de Vesubio, el mar de pómez caliente cubrió la ciudad, deteniendo todo en su camino. El resultado de esto es lo que puede ver hoy: Pompeya, congelado en el tiempo.

Desde elegantes columnas de piedra hasta tiendas sobrevivientes en calles romanas, conocido por esta ciudad petrificada se asemeja a un viaje a la historia.

3. Foro romano

Foro Romano (Shutterstock)

Foro Romano (Shutterstock)

Desde el legendario Coliseo hasta la Capilla Sixtina insuperable: la capital de Italia ofrece una colección de atracciones increíbles, que captura la cronología, que tiene alrededor de 3. 000 años y testifica la altura, la muerte y el renacimiento de Roma.

Es imposible destacar una atracción de esta antigua ciudad, pero solo tiene que mirar el vasto foro romano con sus restos de templos y columnas imponentes, y sentirá el gran poder e influencia de esta antigua civilización. Arco di Tito merece atención especial. Se cree que este arco grandioso, que fue inquebrantable durante miles de años, sirvió como fuente de inspiración para el arco triunfal en París.

3 Visitando un lugar obligatorio

1. Lago Izeo

Lago Izeo (Shutterstock)

Lago Izeo (Shutterstock)

Probablemente escuchaste sobre Lake Garda, pero ¿qué pasa con el lago Izeo? Este lago turquesa se encuentra en el norte de Italia, rodeado por las montañas verdes con las aldeas presionadas hacia ellos. No solo es hermoso, sino que prácticamente no es estudiado por personas que se recopilan en la costa de la guardia.

Senderismo en las montañas circundantes abre vistas del lago, y una visita a Riserva Naturale Torbire de Sebino le permite observar pájaros. Clases, tocones, cisnes y muchas aves migratorias: todo esto se puede ver en el agua debajo de las montañas.

No pierda la oportunidad de montar un bote en el lago e inspeccionar las encantadoras aldeas ubicadas a lo largo de su orilla.

2. Parque Nacional Grand Payiso

Gran Paradisite del Parque Nacional (Shutterstock)

Parque Nacional Grand Paradisos (Shutterstock)

Altamente en los Alpes se encuentra el parque nacional más antiguo de Italia, donde puedes ver las montañas nevadas, las cabras de montaña de pastoreo, los lagos glaciales, los bosques de pinos fragantes y las vistas sin igual del cielo azul. Visite el parque en el verano para ver arroyos de arroyos, valles verdes, lagos turquesa, pastos esmeraldas e interminables campos de flores silvestres.

El invierno no se ve menos impresionante cuando el sol convierte las montañas nevadas en espejos, reflejando la luz del sol y obligándolo a entrecerrar los ojos cuando mira los picos brillantes.

3. Marema

Shutterstock (Shutterstock)

Shutterstock (Shutterstock)

Si Kyanti y Val-D’orch son lugares bien conocidos en la Toscana, entonces Marema, ubicado en el suroeste, ofrece las mismas vistas verdes sin multitudes de turistas. Dé un paseo por las zonas rurales para admirar especies esmeraldas de colinas y viñedos suaves que desaparecen.

No te pierdas el Kapalbio en la costa, una parcela de arena no tocada, que puedes usar casi solo.